Cuidados básicos: una rutina diaria para extensiones de pelo saludables

Cuidados básicos: una rutina diaria para extensiones de pelo saludables

Las extensiones de pelo no solo son una manera fantástica de cambiar tu look de manera temporal, sino que también requieren cuidados específicos para asegurar que se mantengan saludables y con un aspecto impecable durante más tiempo. Si has decidido dar el paso y disfrutar de una melena más larga y abundante con extensiones, es esencial seguir una rutina diaria de cuidado.

Desenredado suave y regular

  • Herramientas necesarias: Un cepillo de cerdas suaves o un peine de púas anchas.
  • Cómo hacerlo: Comienza desenredando las puntas de tus extensiones y avanza gradualmente hacia arriba. Trabaja con paciencia y suavidad para evitar tirones y roturas.

Lavado cauteloso

  • Herramientas necesarias: Un champú suave, acondicionador y agua tibia.
  • Cómo hacerlo: Lava tus extensiones con cuidado, evitando frotar enérgicamente. Aplica el champú desde las raíces hasta las puntas y enjuaga con agua tibia. Asegúrate de acondicionar las extensiones para mantener su suavidad.

Secado natural o a baja temperatura

  • Herramientas necesarias: Una toalla suave y un secador de pelo con ajuste de temperatura bajo.
  • Cómo hacerlo: Después de lavar las extensiones, sécalas suavemente con una toalla para quitar el exceso de agua. Si decides usar un secador, asegúrate de configurarlo en temperatura baja para evitar daños por calor.

Protección térmica antes de estilizar

  • Herramientas necesarias: Spray o crema protectora del calor.
  • Cómo hacerlo: Antes de utilizar herramientas de estilizado con calor, aplica un producto protector del calor en tus extensiones para prevenir posibles daños.

Evitar el uso excesivo de calor

  • Herramientas necesarias: Secador, plancha o rizador.
  • Cómo hacerlo: Limita el uso de herramientas de estilizado con calor. Opta por peinados sin calor siempre que sea posible y reserva el uso de herramientas térmicas para ocasiones especiales.

Cuidado nocturno

  • Herramientas necesarias: Una funda de satén o seda.
  • Cómo hacerlo: Antes de acostarte, asegura tus extensiones en una trenza o cola de caballo floja para evitar enredos. Usa una funda de satén o seda para reducir la fricción y mantener las extensiones suaves.

Protección en ambientes hostiles

  • Herramientas necesarias: Gorro, gorra o pañuelo.
  • Cómo hacerlo: Protege tus extensiones del sol, el viento y el cloro utilizando un gorro, una gorra o un pañuelo al salir en ambientes hostiles.

Regresar al blog