Cuidado y mantenimiento de extensiones de cabello en climas extremos

Cuidado y mantenimiento de extensiones de cabello en climas extremos

Las extensiones de cabello son una excelente manera de transformar tu apariencia y experimentar con diferentes estilos. Sin embargo, en climas extremos, como el calor abrasador o el frío intenso, las extensiones de cabello pueden requerir un cuidado y mantenimiento adicionales para mantener su aspecto y calidad.

Protege tus extensiones del calor extremo:

En climas calurosos es importante proteger tus extensiones de cabello ya que el calor extremo puede dañarlas y hacer que se resequen. Aquí tienes algunas recomendaciones:

  • Evita la exposición directa al sol: El sol fuerte puede decolorar y secar las extensiones. Usa sombreros, pañuelos o productos con protección UV cuando estés al aire libre.
  • Lava con agua fría: Enjuaga tus extensiones de cabello con agua fría en lugar de agua caliente, ya que el agua caliente puede abrir las cutículas del cabello y hacer que las extensiones se sequen más rápido.

Hidrata regularmente en climas secos:

En climas secos, especialmente en invierno, la humedad puede evaporarse del cabello, lo que puede hacer que las extensiones se vuelvan secas y quebradizas. Aquí te indicamos cómo mantener la hidratación adecuada:

  • Utiliza acondicionadores hidratantes: Opta por acondicionadores sin sulfatos que ayuden a retener la humedad en tus extensiones. Aplica acondicionador solo en las puntas y medios del cabello.
  • Aceites capilares: Aplica aceites capilares naturales, como aceite de argán o aceite de coco, en las extensiones para mantener la hidratación y el brillo.
  • Evita el aire seco: En climas extremadamente secos, utiliza un humidificador en tu hogar para mantener la humedad en el ambiente, lo que beneficiará tanto a tus extensiones como a tu cabello natural.

Protege tus extensiones del frío extremo:

El frío intenso puede hacer que el cabello se vuelva quebradizo y propenso a la rotura. Aquí hay algunas medidas para proteger tus extensiones en climas fríos:

  • Protege tus extensiones del viento y la humedad: Usa bufandas, sombreros o capuchas para proteger tus extensiones de las inclemencias del tiempo.
  • Evita el cabello húmedo en climas fríos: En climas fríos, evita salir con el cabello húmedo, ya que el agua puede congelarse y dañar las extensiones.
  • Hidratación continua: Continúa utilizando acondicionadores y aceites para mantener tus extensiones de cabello hidratadas durante el invierno.

Regresar al blog