¿Cómo hidratar las extensiones de pelo natural?

¿Cómo hidratar las extensiones de pelo natural?

Las extensiones de pelo natural son una excelente manera de cambiar tu look y añadir volumen y longitud a tu cabello de forma rápida y sencilla. Sin embargo, al igual que tu cabello natural, estas extensiones también requieren cuidado y atención para mantener su aspecto y textura. La hidratación es uno de los aspectos clave para mantener tus extensiones de pelo natural en óptimas condiciones.

 

1. Utiliza un champú y acondicionador suaves:

Cuando laves tus extensiones de pelo natural, es importante utilizar productos suaves y de alta calidad. Busca un champú y acondicionador que estén diseñados para cabello seco o dañado, ya que estos productos suelen contener ingredientes que ayudan a hidratar y nutrir el cabello.

Evita los productos que contengan sulfatos, ya que pueden ser demasiado abrasivos para tus extensiones.

2. Lava con cuidado:

Cuando laves tus extensiones, asegúrate de hacerlo con suavidad. Lava el cabello en una dirección descendente, evitando frotar o enredar el cabello. Utiliza agua tibia en lugar de agua caliente, ya que el agua caliente puede resecar el cabello.

Después de lavar, enjuaga bien para asegurarte de que no queden residuos de champú o acondicionador.

 

3. Aplica acondicionador de manera generosa:

El acondicionador es esencial para mantener tus extensiones de pelo natural hidratadas. Aplica una cantidad generosa de acondicionador desde la mitad del cabello hasta las puntas.

Deja actuar el acondicionador durante unos minutos antes de enjuagarlo. Puedes incluso usar una mascarilla capilar hidratante una vez a la semana para un tratamiento más profundo.

4. Evita el calor en exceso:

El calor excesivo puede dañar tus extensiones de pelo natural y hacer que se vuelvan más secas y quebradizas. Siempre utiliza protectores de calor antes de aplicar herramientas de calor como secadores, planchas o rizadores. Además, trata de limitar el uso de estas herramientas al mínimo necesario.

5. Hidratación con aceites naturales:

Los aceites naturales como el aceite de argán, el aceite de coco o el aceite de jojoba son excelentes para hidratar las extensiones de pelo natural.

Aplica unas gotas de aceite en el cabello seco o húmedo para darle un impulso de hidratación adicional. Asegúrate de no excederte en la cantidad, ya que un exceso de aceite puede hacer que el cabello se vea grasoso.

6. Cepilla con cuidado:

Utiliza un cepillo de cerdas suaves o un peine de dientes anchos para desenredar tus extensiones. Comienza desde las puntas y trabaja hacia arriba para evitar dañar el cabello.

Cepilla con suavidad y no tires del cabello, ya que esto puede provocar roturas.

7. Programa cortes regulares:

Aunque las extensiones de pelo natural no crecen, es importante programar cortes regulares en tu cabello natural para eliminar las puntas abiertas y mantener un aspecto saludable.

Un cabello natural sano contribuirá a que tus extensiones se vean mejor.

8. Protección nocturna:

Cuando duermas, protege tus extensiones de pelo natural utilizando una funda de satén o seda en la almohada. Estos materiales son suaves y evitan la fricción, lo que puede dañar el cabello.

Regresar al blog